615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

El peligro del sobreestiramiento

Hay personas, que no saben distinguir entre estirar una articulación o grupo de músculos, y el sobreestiramiento. No reconocen cuándo están sobrepasando su rango fisiológico normal, y estiran músculos y ligamentos, forzando su elongación, pudiendo esto producir daños traumáticos.

Repasemos los puntos, para saber, lo que usted no debe sentir:

  1. estiramiento-deporteDolor en la articulación.
  2. Necesidad de, como se suele decir, “hacer sonar” la articulación (desbloqueo articular).
  3. Una “línea” de fuerte tirón (a menudo se trata de un nervio).
  4. Dolor en otras áreas –por ejemplo, sentir tensión en la pantorrilla cuando se están estirando los músculos isquiotibiales (a menudo se trata de tensión a nivel neural o fascial)
  5. Dolor en el lado opuesto de la articulación.
  6. Dolor por compresión –por ejemplo, en la parte delantera de la cadera cuando se acercan las rodillas hacia el pecho.
  7. No debe haber dolor al día siguiente (no, ni siquiera un “buen dolor”).
  8. Los estiramientos antes del ejercicio no pueden superar los 30 segundos. Muy importante esto, ya que, los músculos pierden ciertas capacidades, hasta 30 minutos después de la sesión de estiramiento.

Entre los riesgos ante el sobreestiramiento encontramos daño de los tejidos que rodean a dicha articulación con posterior riesgo de desarrollar fracturas por estrés, espondilolistesis, artritis, y otras posibles lesiones.

La cadera

Si esta articulación es forzada a sobrepasar su rango normal de movimiento hay riesgos de dañar los tejidos circundantes incluyendo el cartílago en la cadera y los ligamentos que la rodean. En deportistas jóvenes cuyos huesos no están completamente desarrollados también hay un grave riesgo de dañar la porción articular cóncava de la cadera.

La columna

Al excedery forzar repetidamente el rango normal de movimiento de la columna vertebral, hay riesgos de degeneración prematura a nivel de los discos intervertebrales, los cuales se encargan de la absorción de golpes y de la movilidad a nivel espinal. Los atletas jóvenes también están en riesgo de desarrollar fracturas por estrés en la columna o espondilolistesis.

A largo plazo, el sobreestiramiento conlleva a un mayor riesgo de desarrollar cambios artríticos debido al uso y desgaste de los diferentes cartílagos. Además, se presenta un efecto acumulativo de los daños sufridos debido al sobreestiramiento. A medida que los ligamentos –que están diseñados para soportar cada articulación– se vuelven más laxos (pierden tensión) después de cada sobreestiramiento, el desplazamiento interno de las superficies articulares –una contra otra– aumenta. Este es un gran contribuyente no sólo para elagotamiento que se presenta en los músculos al tratar de soportar la articulación inestable, sino más específicamente para el deterioro de los cartílagos, lo que lleva a una degeneración precoz de las articulaciones.

 sobre-estiramiento

 

Forma segura y correcta de conseguir el mismo nivel de flexibilidad

Se considera que realizar estiramientos en la misma dirección del rango de movimiento que se quiere lograr, es la manera más lenta y peligrosa de lograrlo. Empujar directamente sobre la restricción a menudo conlleva a una contracción refleja de los tejidos próximos, causando potencialmente daño de los tejidos blandos, ligamentos o cápsulas.

Por lo tanto, en vez de realizar dichos sobreestiramientos como ejercicios de flexibilidad, los podemos utilizar como “test” o prueba para analizar qué está causando realmente la restricción y luego realizar movilizaciones y liberaciones miofasciales específicas para esas estructuras. Es sin duda la mejor opción.

 

Centro de Fisioterapia de Torremolinos
Centro especializado en técnicas manuales en Torremolinos (Málaga)
www.fisioterapiatorremolinos.comfisiotorremolinos@gmail.com

 

 

 

error: Content is protected !!