615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

La fiebre: ¿Para qué sirve? ¿Qué importancia tiene para el organismo?

fiebreLa fiebre no es una enfermedad en sí, sino un síntoma de muchas de ellas, ya sean de tipo infeccioso, inflamatorio o de cualquier otra etiología.

Consiste en la elevación de la temperatura normal del cuerpo situada entre los 36,5º C y los 37º C (aunque estos valores pueden cambiar según la hora del día, según la época del año o según la edad de la persona). Así se puede decir, en general, que hay fiebre cuando se tiene una temperatura rectal por encima de 38º C, oral por encima de 37,5ºC o axilar por encima de 37ºC.

Pero ¿tiene alguna utilidad además de ser un síntoma indicativo de que algo no va bien? ¿Para qué sirve la fiebre?

El organismo mantiene una temperatura constante gracias a un centro termorregulador, localizado en una parte del cerebro llamada hipotálamo. Cuando ese centro, por diferentes causas, establece una temperatura más elevada, se produce la fiebre.

Los estímulos que provocan que el hipotálamo eleve la temperatura corporal forman parte de un mecanismo adaptativo de autodefensa frente a las enfermedades y aquí radica su utilidad. Sus funciones son:

-Poner una barrera a la proliferación de los agentes invasores.

-Aumentar la efectividad de los glóbulos blancos.

-Ahorro energético.

Así es, cuando aumenta la temperatura corporal, el sistema inmunitario funciona de manera más efectiva. Por contra, la mayor temperatura hace que los agentes patógenos se resientan en su proliferación e incluso que dejen de reproducirse.

Por otro lado, el dolor de cabeza, la sensación de cansancio y demás molestias causadas por la fiebre contribuye a que el cuerpo permanezca en reposo, letárgico, ahorrando unas energías que se aplican directamente a combatir la enfermedad.

¿Y cómo hace el hipotálamo para regular la temperatura?

Puede hacerlo de dos maneras diferentes:

1-Aumentando o disminuyendo la producción de calor por el organismo, tarea que recae sobre todo en el hígado y el sistema muscular.

2-Regulando los mecanismos de conservación o pérdida de calor, por medio de cambios en la circulación de la sangre en la piel y por la sudoración.

Para que el hipotálamo ponga en marcha los mecanismos que aumentan la temperatura corporal, debe ser estimulado. Uno de los estímulos son las sustancias conocidas como pirógenos.

Éstos pueden ser exógenos o procedentes del exterior, como es el caso de algunas moléculas componentes de las bacterias y otros microorganismos, que al ser detectadas desencadenan el proceso. También pueden ser endógenos o procedentes del interior, como es el caso de algunas sustancias excretadas por los glóbulos blancos, para indicar, precisamente, que se solicita un aumento de temperatura.

Y… ¿por qué se producen escalofríos durante un proceso febril? Si sube la temperatura ¿a qué obedece la sensación de frío?

Uno de los mecanismos nombrados es el de los cambios circulatorios. Y, en efecto, nuestro organismo hace que se estrechen los vasos sanguíneos de las extremidades, de tal modo que aparecen trastornos de irrigación que son interpretados como frío. En esta situación, los neurotransmisores le indican al hipotálamo que la temperatura corporal es demasiado baja y éste para contrarrestarla eleva la temperatura corporal.

Si el proceso es violento, es decir, si el cuerpo reacciona con potencia ante la agresión exterior, el desfase térmico sensación-realidad es tal que se mantiene la sensación de frío —y de ahí los escalofríos— combinada con un estado febril.

error: Content is protected !!