615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

¿De verdad engordan los hidratos de carbono?

Vamos a tratar de explicar como funciona nuestro organismo cuando ingerimos alimentos ricos en hidratos de carbono, en adelante nos vamos a referir a estos como azúcares o también como glucosa, estos términos no son técnicamente lo mismo pero para que se pueda comprender mas fácilmente los usaremos casi indistintamente.

Cuando entra glucosa en nuestro torrente sanguíneo, después del proceso de digestión, nuestras células reciben señales para liberar la hormona que regula la cantidad de glucosa que debe de circular. Esta hormona no es otra que la famosa “INSULINA”, esta es liberada por el páncreas para que se retire el exceso de glucosa de nuestra sangre y se almacene en nuestros depósitos de reserva. Y ¿Cuáles son nuestros depósitos de reserva?, pues primero esta glucosa se deposita a nivel muscular en forma de glucógeno, el glucógeno no es más que una forma de polimerización de la glucosa la cual adquiere esta estructura para poder ser almacenada más eficazmente en nuestros músculos para cuando nos haga falta una forma rápida y eficaz de obtención de energía, por ejemplo los ejercicios tipo sprint, CrossFit, etc.

La pega es que solo se almacenan de 300 a 400gr aproximadamente en nuestros músculos, por lo que la cantidad de glucosa o glucógeno almacenada es limitada.

¿Qué ocurre cuando los depósitos están llenos?

Ocurre que el azúcar o glucosa en exceso es trasformado en ácidos grasos -las grasas de toda la vida- y estas van a parar a los depósitos de grasas de nuestro organismo- llámese chicha, michelines, grasa abdominal, etc.-

Por lo tanto, el exceso de azúcar que ingerimos en la dieta primero va a pasar a los depósitos de los músculos en forma de glucógeno, y cuando estos están llenos, se trasforman en grasas que se acumulan en nuestro tejido adiposo.

La solución: NO PASARSE DE HIDRATOS DE CARBONO, por eso se recomienda utilizar este nutriente a primeras horas de la mañana ya que tenemos el resto del día para quemarlos, otra opción para los deportistas es utilizarlos antes del entrenamiento para tener un mejor rendimiento o en las horas después del entrenamiento para reponer tus depósitos de glucógeno, esto te permitirá tener una mejor recuperación para afrontar el entrenamiento del siguiente día.

En siguientes artículos hablaremos un poco más de la insulina y sus efectos sobre el organismo.

Autor:
Dr. Saman Vafakhah
Licenciado en Medicina y Cirugía (UMA)

error: Content is protected !!