615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Vulvodinia: Parte I

El término vulvodinia se define como la sensación de dolor crónico que afecta a la zona vulvar que sufren las mujeres. El malestar que siente la mujer puede ser ardor o dolor e incluso puede quejarse de sensación de hinchazón y enrojecimiento en esta región. El dolor que sesiente,por está afección  puede ser constante o intermitente, localizado o difuso; puede ser un  ligero incordio o muy intenso, hasta llegar sentir una debilidad aguda. No tiene causas objetivas identificables.

Hasta hace poco años, los médicos pensaban que no era una enfermedad real, sino una alteración de naturaleza psicomática relacionada con la ansiedad y el estrés. Por esta razón, los propios pacientes eran reacios a hablar sobre sus síntomas, a menudo considerados incomprensibles y muy rara vez salían de la consulta con un diagnostico bajo el brazo. Aun hoy no se reconoce en muchas mujeres. Muchas mujeres lo han sufrido en silencio.

 

Síntomas

dolor-vaginalEn la vulvodinia, los síntomas (dolor, ardor crónico, escozor etc.) pueden variar según la persona, pueden aparecer espontáneamente, sin causa aparente o por un suave roce, insertando un tampón vaginal, al correr, montar en bicicleta o simplemente caminar. El malestar puede variar durante el día y tienden a empeorar por la noche, en la proximidad de la menstruación, con el frío y la humedad y en los periodos de mayor estrés psicológico. Vulgarmente le dicen que la vulva está deprimida.

Esto es lo que siente 1 de cada 6 mujeres, día a día, “como si su vulva estuviera desgarrándose”.”Como si le hubieran echado ácido en una herida abierta”. Así lo describen chicas entre 18 y 30 años de edad.

Según recientes estudios, cerca del 16% de las mujeres padecen en algún momento de su vida. La relación sexual puede ser muy dolorosa para la mujer que sufre de vulvodinia. Impidiendo que se disfrute y se esté relajado al 100% ya que se está más concentrado en evitar el dolor que en sentir el placer.

 

Se plantea la hipótesis de que el mecanismo patogénico es provocado por una condición inflamatoria repetida (vaginitis recurrente y la cistitis, la irritación por productos químicos, las irritaciones mecánicas, como rozaduras, micro traumas repetitivos de las actividades deportivas demasiadas intensas, como él, spinning, step, tratamientos invasivos, el sexo, las contracturas crónicas, la tensión del suelo pélvico, estreñimiento crónico, hemorroides y fisuras anales, cirugía ginecológica), que a un cierto punto se desvincula de la causa que la ha generada y sigue actuando crónicamente.

La inflamación crónica, causada por las condiciones descritas, produciría el aumento excesivo y sin control de las células mediadoras del proceso inflamatorio y de sustancias pro-inflamatorias. La hiperactivación de los mastocitos aumenta más la inflamación y la desvincula de los mecanismos que la han causado.

La hiperactivación de los mastocitos también causaría la proliferación excesiva y desordenada de las terminaciones del nervio pudendo. Este crecimiento irregular de las fibras nerviosas, asociado a su superficializacion, seria la causa de la hiperalgesia y del auto mantenimiento de este dolor en la vuvidinia.

La vulvodinia se caracteriza también por la contracción del musculo elevador del ano, otros factores pueden ser el aumento de la susceptibilidad, sobre base genética, de las inflamaciones crónicas del vestíbulo, el dolor crónico generalizados, la hiperactividad del sistema muscular local, las infecciones vulvo-vaginales, en particular las enfermedades por hongos, pueden estar presentes factores psicógenos, como pueden ser traumas psicológicos, abusos físicos o sexual, trauma emocionales y todo lo que tiene que ver con psique del individuo.

 

dolor-vulvar

 

Síntomas principales de la Vulvodinia

La especial intensidad de los síntomas y deterioro de la calidad de vida, puede llevar a la mujer a una depresión severa. Aquí podríamos agrupar varios síntomas que todas las mujeres  afectas por la vulvodinia tienen en común.

  1. Irritación, como si hubiera una abrasión, hasta llegar a la presencia de micro cortes o cortes propios y verdaderos.
  2. Ardor muy intenso sobre la vulva, que puede alcanzar el ano o el clítoris y la uretra.
  3. Sensación de agujas, que se clavan en la mucosa.
  4. Descargas eléctricas.
  5. Sensación de extrema sequedad, picor, hinchazón o dolor generalizado.
  6. Sensación de haber recibido un golpe.
  7. Dolor que aumenta sentándose.
  8. Dolor anal o rectal.

 

Aunque la variedad de los síntomas y la intensidad, es sumamente variable de un paciente a otro. No es una sintomatología rígida y evidente. Por esto, cuesta muchas veces diagnosticarla a los profesionales de la salud.

 

La vulvodinia puede ser generalizada (Vulvodinia Disestética)

En estos casos los síntomas están presentes en toda la vulva. (Puede estar situada en cualquier área inervada por el nervio pudendo) A veces afecta a la piel perineal y viene acompañada de trastornos rectales, de la uretra y espasmos de los músculos del suelo pélvico. A menudo no hay signos de enrojecimiento.

Es la forma más habitual y toma el nombre de la zona en la que está presente el dolor, (vestibulodinia, clitoridinia etc.). El dolor, espontáneo o provocado o inducido, se localiza en la mayoría de los casos en el vestíbulo, la zona que rodea la abertura de la vagina, lo que puede ser el sitio de eritemas de distinto grados debido a la inflamación. Este malestar es a menudo representado por una impresión de ardor y aparece después de un roce o presión.

La vulvodinia puede tener compatibilidades y estar asociada con síntomas de vejiga dolorosa desde la cistitis recurrente posterior al coito a la cistitis intersticial, al síndrome del colon irritable, a la presencia de fibromialgia… Aún queda mucho por conocer de esta patología.

 

 

Centro de Fisioterapia de Torremolinos
Centro especializado en técnicas manuales en Torremolinos (Málaga)
www.fisioterapiatorremolinos.comfisiotorremolinos@gmail.com

 

 

error: Content is protected !!