615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Algunos consejos prácticos para dejar de fumar

Acabamos el verano, y en esta época otoñal, llena de buenas intenciones que no siempre se cumplen, suelen darse muchos intentos de dejar de fumar. Existen muchas formas con las cuales podemos intentar dejar el tabaco, sin embargo los mecanismos por sí mismos no son suficientes cuando la persona no tiene la intención de hacerlo, lo fundamental siempre para dejar una adicción, es la voluntad de las personas. De nada sirve intentar dejar de fumar, si antes no hemos reflexionado y hablado con la almohada, y estamos seguros de que es lo que realmente queremos hacer.

Dejar de fumar no es sencillo, muchos que han dejado de lado este hábito nocivo, pasaron por múltiples intentos sin éxito, hoy queremos darte algunos consejos para dejar el tabaco, si es justamente lo que esperas hacer en esta época, o porque te has comprometido con tu familia.

 

Dejar de fumar

 

Consejos para dejar el tabaco

A continuación te daremos una serie de consejos simples que pueden ayudarte a dejar el tabaquismo o a al menos, comenzar con un nuevo intento definitivo:

  1. Estar seguros de hacerlo: antes de comenzar es necesario que tengamos la plena seguridad de que lo que estamos haciendo es realmente lo justo y lo necesario. Es porque estamos convencidos de que es un cambio positivo para nuestras vidas, sino estamos seguros es mejor no intentarlo.
  2. Plan de acción: es decir que debemos pensar en lo que vamos a hacer una vez que tengamos la necesidad de fumar, muchas personas emplean el uso de parches o de las chicles de nicotina, que pueden ayudar a controlar la ansiedad cuando es demasiado alta.
  3. Establecer nuevos objetivos: dentro de los consejos para dejar el tabaco encontramos que es bueno establecer nuevas metas, hacer nuevas acciones como algún deporte, que nos ayuden a tener la mente ocupada y así no caer de nuevo en el hábito.
  4. Cambiar los hábitos: este punto puede ser el más importante. Una cosa que siempre falla a la hora de intentar dejar el tabaco, es que lo único que cambiar en nuestra vida es que tratamos de dejar de fumar, pero haciendo lo mismo. Prueba a cambiar pequeñas cosas en tus hábitos diarios, verás como puede ayudarte: cambiar el primer café por zumo natural, desayuna en casa o en la oficina en lugar de en la cafetería de siempre, coge menos el ascensor o bájate una parada antes en el autobús, trata de salir a andar o coger un rato la bicicleta, etc, etc…

 

Dejar el tabaco es algo realmente muy difícil, pero la recompensa es increíble: recuperarás el olfato y el gusto, saboreando mucho más las comidas, aumentará tu dinamismo y energía, ya que no te cansarás con tanta facilidad, dormirás mejor de noche y probablemente dejes de roncar, etc, etc… ¡Nadie comente el error más grande que aquel que dejar de hacer algo, por creer que va a hacer poco!

error: Content is protected !!