615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Sed, agua y las bebidas isotónicas: deshidratación y fatiga

Para que se desarrolle la vida, y el buen funcionamiento de nuestro organismo, en primer lugar necesitamos: Agua.

La cantidad total de agua del organismo debe mantenerse permanente, por lo que existen unos mecanismos de regulación muy severo, que permiten unos márgenes muy ajustado de variabilidad.

Durante la práctica deportiva, esta situación tiene una gran importancia, ya que con el ejercicio, se pierde una gran cantidad de agua a través de la respiración y sobre todo cuando sudamos.

 

Causas de la deshidratación.

 La causa de la pérdida de agua voluminosa durante el ejercicio, es la necesidad del organismo de refrigerar el cuerpo, debido a la subida de temperatura que se produce con la actividad muscular. Este aumento de temperatura, está influenciado, no sólo por la intensidad y la duración del ejercicio, sino que también se ve influido por las condiciones ambientales climatologicas.

 

Efectos de la deshidratación durante el ejercicio.

La deshidratación afecta, principalmente al rendimiento por estos puntos:

 

  • Disminuye la obtención de energía aeróbica por el músculo.
  • El ácido láctico no puede ser transportado lejos del músculo.
  • Disminución de la fuerza muscular.
  • Según el nivel de deshidratación, podríamos hablar de las siguientes sintomatologias:

 

Al perder un 2%: descenso de la capacidad termorreguladora.

Pérdida del 3%: Calambres intensos, resistencia menguada, mareos, lipotimias subida de la temperatura corporal hasta 38 grados.

Pérdida del 4-6%:  Contracturas, cefaleas, disminución de la fuerza, y aumento de la temperatura corporal hasta 39 grados.

Pérdida del 7-8%: Agotamiento, contracturas graves, posible fallo orgánico, parestesias, golpe de calor. Necesidades nutritivas durante la práctica deportiva.

 

sed y fatiga

 

La fatiga aparece, simplificando, por estos dos motivos:

  1.  FALTA DE ENERGÍA INMEDIATA.
    El vaciamiento de las reservas de hidratos de carbono almacenados en forma de glucógeno muscular.
  2. FALTA DE AGUA Y ELECTROLITOS.
    Las pérdidas de agua durante el ejercicio, se producen por la respiración, pero sobre todo, a través del sudor, en el que no sólo se pierde agua, sino también electrolitos, que es necesario reponer.

 

Dentro de estos iones, los que más relevancia conviene reponer son los siguientes:

Ión Sodio. Es el ión que con más prontitud hay que reponer, ya que, su descenso a nivel sanguíneo por debajo de unos mínimos, tiene efectos peligrosos en el individuo.

 Ión Potasio. Su déficit no provoca situaciones de gravedad, pero es conveniente su reposición, sobre todo tras la práctica deportiva, para favorecer la retención de agua a nivel intracelular.

 

Hidratos de Carbono.

Se sabe que las reservas de glucógeno a nivel muscular y hepático, son las que marcan la resistencia a la fatiga durante el ejercicio. Por ello, el consumo de bebidas que además aporten hidratos de carbono, va a mejorar de forma importante el rendimiento del deportista y podrá prolongar su actividad.

 

 

Centro de Fisioterapia de Torremolinos
Centro especializado en técnicas manuales en Torremolinos (Málaga)
www.fisioterapiatorremolinos.com – fisiotorremolinos@gmail.com

 

error: Content is protected !!