615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Consejos para controlar la ansiedad por comer

De la misma forma en la cual muchas personas se matan de hambre como un grito desesperado por no subir de peso o verse más estéticos, hay también personas que llevadas por la misma ansiedad toman el camino contrario, es decir, comer sin control o simplemente devorar alimentos y parar mucho después de estar realmente saciados.

Muchas son las personas en el mundo que poseen ansiedad por la comida, el sentido de saciedad no parece funcionar correctamente y todo el tiempo calman sus angustian con más comida.  Hoy queremos ofrecerte algunos consejos para controlar la ansiedad de comer, que puede presentarse muchas veces por el estrés, problemas familiares y otro tipo de detonantes.

 

020-picar

 

Consejos para controlar la ansiedad de comer

Pon atención y sigue estos consejos:

  1. Comer zumos de frutas naturales o batidos: cuando comenzamos a controlar la ansiedad lo primero que debemos hacer es controlar la ingesta de comida, sin embargo vamos a sentir la necesidad de comer. Para esto es recomendable que podamos consumir zumos de frutas naturales o batidos realizados con leche y frutas, también comer algún yogur puede ayudar a que no tengamos un gran descontrol, mientras cuidamos al menos un poco el tipo de alimentación que ingerimos.
  2. Ten un horario fijo: la ansiedad en realidad no es hambre, es una sensación parecida pero que se origina por nuestro miedo a lo desconocido y al estrés. Por esto debemos tener fijo el horario de la comida, para que podamos controlarnos a nosotros mismos y saber cuando nos está atacando realmente la ansiedad por comer o cuando realmente lo que tenemos y sentimos en ese momento es realmente hambre lógico.
  3. Más agua y menos bebidas azucaradas: dentro de los consejos para controlar la ansiedad de comer debemos procurar consumir mucha agua y té, ya que  esto ayudará a que podamos mantenernos mucho más relajados cuando sea necesario y dejar de lado el consumo de alimentos ricos en azúcares y carbohidratos. Además el consumo de agua y bebidas como el té, ayudarán a mantener el estómago lleno, reduciendo la sensación de hambre y aumentar la de saciedad.

La cuestión es establecer una rutina en la alimentación, cuidar el tipo de comida que ingerimos y abusar en todo caso de bebidas naturales o preferentemente agua. De todas formas, y como en todos los demás trastornos de la alimentación, si los problemas persisten, lo más recomendable es visitar a un especialista o a nuestro médico de cabecera.

error: Content is protected !!